¿Por qué unirse a los programas de JPO y de SARC?

Las ventajas para el País asociado

 

Entrar en el Programa de JPO del PNUD permitiría al país asociado a un mayor apoyo al PNUD y a sus actividades de desarrollo en los países de su interés. Como tal, el Programa de JPO es un mecanismo flexible para proporcionar asistencia para el desarrollo y un apoyo a la cooperación multilateral.

Al mismo tiempo, el Programa de JPO ofrece a jóvenes profesionales la oportunidad de obtener una exposición privilegiada a la labor del PNUD y en la cooperación multilateral para el desarrollo.

Como tal, el Programa de JPO proporcionaría los países asociados la oportunidad de construir una reserva de jóvenes talentos en el campo de la cooperación internacional para el desarrollo, todo lo cual puede ser una base de recursos para las posiciones con las organizaciones internacionales y las organizaciones nacionales:

  • Ingresar al Programa de JPO también ampliaría la representación del país asociado en el PNUD: El Programa de JPO constituye además una de las mejores puertas de acceso al empleo con el PNUD y el Sistema de Naciones Unidas en general. En promedio, 40% de los JPO del PNUD se han quedado en el Sistema de Naciones Unidas (aproximadamente el 25% siguen con el PNUD) tras la finalización de su misión de JPO.
  • El Programa de JPO contribuye a la construcción de una base de capacidades nacionales en el ámbito de la cooperación al desarrollo en el país asociado. Los antiguos JPO que regresan al país de origen se han convertido en valiosos recursos humanos en los ministerios clave y agencias de cooperación. Entre 2000 y 2012, el 25% de los ex-JPO regresaron a sus países de origen para seguir trabajando en el ámbito de la cooperación internacional (Ministerio de Asuntos Exteriores, institutos de investigación, empresas de consultoría, Organizaciones No Gubernamentales).

En resumen, el Programa de JPO del PNUD permite al país asociado afortalecer su cooperación con el PNUD y apoyar activamente la cooperación multilateral para el desarrollo, mientras que al mismo tiempo aumenta de la cuota de representación de sus nacionales en el PNUD a fortalecer su cooperación con el PNUD y apoyar activamente la cooperación multilateral para el desarrollo, mientras que al mismo tiempo aumenta de la cuota de representación de sus nacionales en el PNUD.

Adaptación del Programa de JPO a los objetivos y necesidades del país asociado

El gobierno interesado en este proyecto se halla en presencia de dos alternativas, las cuales brindan distintas oportunidades a examinar. Puede patrocinar a sus propios ciudadanos o decidir financiar a un cierto número de súbditos de países en vías de desarrollo. 

En ambos casos, todos los países donadores participantes se benefician de mucha autoridad en lo que se refiere a la colocación de los Jóvenes Profesionales según sus regiones, países y actividades prioritarios. 

En vena similar, si el gobierno desea patrocinar puestos de JPO para los ciudadanos de países en desarrollo, tendrá la posibilidad de elegir los países cuyos súbditos podrán ser tomados en consideración para el proceso de contratación.

Por otra parte, aunque el gobierno patrocinador firme el Memorando de Entendimiento relativo al Programa de Jóvenes Profesionales, no se verá obligado a financiar un número de puestos de JPO en un año determinado. Asimismo, si el donador desea patrocinar a algunos Jóvenes Profesionales, podrá decidir cuántos serán reclutados basándose en la situación de su presupuesto o según otros criterios. 

Además, nos adherimos a una política de "no improvisación", con lo cual se determina con antelación la estimación de coste de cada puesto de JPO. Esto permite al patrocinador aprobar o rechazar el dicho puesto.

Y por último, pero no por eso menos importante, el Centro de Servicios de JPO se encarga de todos los aspectos administrativos del Programa de los Jóvenes Profesionales en Prácticas, garantizando así que su gestión no pone en apuros al gobierno donador empeñado en tratar otros temas prioritarios. 

El patrocinador puede externalizar totalmente al CSJPO la preselección, las entrevistas y la selección de los candidatos o tomar parte en algunos de estos procesos.